LA HUMANIZACION DE LA ARQUITECTURA ALVAR AALTO PDF

Como resultado se ha coartado la oportunidad de desarrollar su labor. Los problemas de aislamiento constituyen el segundo factor en importancia de la arquitectura. Debemos observar este factor de tal modo que nos permita comprender el aislamiento en todos sus significados: desde el aislamiento contra las fuerzas de la naturaleza hasta el aislamiento entre la gente y los grupos de gente. El tema de la cubierta se ha visto reducido de un problema capital a un factor flexible y secundario, que permite incontables posibilidades para plantas anteriormente desconocidas. Ello da como resultado millones de combinaciones flexibles en las que no se halla formalismo alguno. Vamos a concentrarnos en esta parte insignificante del problema: la velocidad.

Author:Zulkim Dogrel
Country:Egypt
Language:English (Spanish)
Genre:Life
Published (Last):22 May 2014
Pages:148
PDF File Size:18.40 Mb
ePub File Size:17.59 Mb
ISBN:384-4-34662-307-5
Downloads:67968
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Vulabar



Resumiendo, se procura en primer lugar las paredes y el techo; en segundo lugar, la calefaccin e iluminacin; luego, se aumentan las instalaciones higinicas. El prximo 22 paso incluye mejores materiales, y el paso final es una vivienda moderna semejante a cualquier un idad acabada de una ciudad actual. Casi todos los elementos de una vivienda unitaria pueden construirse en etapas sucesivas corno en una ciudad, con la sal vedad de que una casa proporciona la proteccin elemental para un indiv iduo, mientrqs que una comunidad debe proveer a la totalidad de la poblacin.

La financiacin de un programa de este estilo debera correr pareja a la reconstruccin. Este sistema estara en consonancia con el aumento del nivel de vida, reducido temporalmente por la guerr::t; y ese nivel aumentara en proporcin a la rapidez de la reconstruccin. Este sistema deber ir sincronizado con las posibilidades de consecucin de materiales de construccin. De nuevo, la construccin por etapas es la nica soln23 cin desde el punto de vista de la obtencin de materiales.

Finalmente, para llevar a cabo lln pbn de ese estilo debernos disponer de un progiama especial. Amrica nunca tuvo escasez de materiales. Pero Finlandia se enfrenta a una insuficiencia debida a la falta de transportes y a dificultades financieras qu e motivan este problema. Hoy Jcbemos enfrentarnos a la llrgencia en la bsqueda de un sistema que ayudm al crecimiento de H emos de construir casas que han ele crecer.

L5-Yiv ienda en crecimiento debe reem plazar a la mmquina de vivirn. Este es el enfoque humauo para el co11structor de hoy. Publicado en Magazine of Art, junio de La funcin es tambifn!

Durante la ltima dcada, la arquitectura moderna era funcional desde el punto de vista tcnico, principalmente, acentuando su nfasis en el aspecto econmico de la actividad constructiva. Este nfasis es deseable, naturalmente, pues la produccin de. Ciertamente, si la arquitectura ha de tener un valor humano ms am p1 io, el primer paso debe consistir en la 01gan izacin correcta de sus aspectos econmicos.

Pero si la arquitectura abarca todos los campos de la vida humana, el verdadero funcionalismo de la arquitectura debe reflejarse, principalmente, en su funcionalidad bajo el punto de vista humano. El funcionalismo tcnico no puede definir la arquitectura. Si existiera un mtodo para desarrollar la arquitectura paso a paso, empezando por los aspectos econmicos y tcnicos para cubrir luego las otras funciones humanas de mayor complicacin, entonces el funcionalismo pu26 1. Si no ocurre as, obtenemos solamente resultados unilaterales y superficiales.

El trmino racionalismo aparece tan a menudo en conex? Se ha racionalizado la Arquitectura Moderna, principalmente desde el punto de vista tcnico, del mismo modo como se han acentuado las funciones tcnicas.

Si bien durante el perodo puramente racional de la Arquitectura. La equivocacin consiste en la insuficiente profundizacin de dicha racionalizacin. La silla tubular de acero es, con seguridad, racional desde el punto de vista tcnico y constructivo: es ligera, adecuada para la produccin masiva, etc. Las superficies cromadas reflejan exageradamente el brillo de la luz, e incluso acsticamente no iesultan apropiadas para uua habitacin.

Los mtodos racionales que llevaron a la creacin de estas sillas iban por buen camino, pero slo se consiguen resultados correctos si se extiende la racionalizacin a la eleccin de los materiales ms apropiados para el uso del hombre. La fase presente de la Arquitectura Moderna es, sin duda, una nueva fase movicb por el inters especial de resolver los problemas en el campo psicolgico y humanit:uio. Pero la arquitectura no es una ciencia. Sigue siendo el gran proceso si i- ttico de combinacin de miles de funciones humanas definidas, y sigue siendo arquitectura.

Su propsito sigue consistiendo en armoni1ar el l!! Slo puede conseguirse esta meta por medio de mtodos arquitectnicos -por medio de la creacin y combinacin de diferentes tcnicas, de modo que proporcionen al ser humano una vida ms armnica. La-1investigacin en la arquitectura puede ser cada vez ms metdica, pero su esencia nunca llegar a ser exclusivamente analtica. En la investigacin arquitectnica siempre se dar ms el instinto y el arte. Tambin pueden adoptarse en arqmtectura mtodos parecidos.

Para anal izar las. En el Paimio Tuberculosis Sanatorium, de Finlandia, se llevaron a cabo varios experimentos de este estilo, primordialmente en. El estudio de la relacin entre la persona y su alojamiento, abarcaba la utilizaci? Uno de. Este hecho significa, prcticamente, que el techo debe ser ms oscuro, pintado de un color celeste especial, apto para ser la nica visin de un paciente reclinado durante semanas.

Para el sistema de calefaccin de la habita6n experimental, se utilizaron radiadores de techo ele forma que las radiaciones de calor eran lanzadas a Jos pies del paciente, quedando la cabeza fuera del alcance directo de los rayos calorficos.

Asimismo se consider la posicin del paciente para el em plazarniento de las puertas y ventanas. Para evitar los ruidos, una pared de la habitacin era absorbente de sonido, y los lavabos en las habitaciones dobles cada paciente tiene su propio lavabo se disearon especialmente pa31 ra que el chorro de agua incidiera en la porcelana en ngulo agudo, evitando el ruido de este modo.

Esto son slo ilustraciones de una habitacin experimental en el sanatorio, y se mencionan aqu como meros ejemplos de mtodos arquitectnicos que siempre estn en combinacin con los fenmenos tcnicos, fsicos y psicolgicos, nunca con uno ele ellos aisladamente. El funcionalismo es correcto, slo si puede ampliarse hasta abarcar incluso el campo psicofsico.

Ese es el nico mtodo de humanizar la arquitectura. El mobiliario de la Biblioteca Municipal de Viipuri, en madera flexible, es el resultado de los experimentos llevados a cabo tambin en el sanatorio Paimio. En la poca de esos experimentos, se empezaban a construir en Europa los primeros mobiliarios tubulares cromados, pero esos materiales no cumplen los requisitos psicofsicos del ser humano.

El Sanatorio necesitaba un mobiliario ligero, flexible, fcil de lavar, etc. Tras una larga experimentacin con madera se descubrieron las ventajas del sistema flexible a la hora de producir un mobiliario adaptado al tacto humano y ms apropiado, como material, a la vida larga y dolorosa de un sanatorio. El problema ms importante en relaci0ri a una biblioteca es el del ojo humano.

Una 32 biblioteca puede estar bien construida y ser incluso funcional desde el punto de vista tcnico, sin haber por ello resuelto este problema, pero no puede considerarse arquitectnica y humanamente completa a menos que resuelva satisfactoriamente la funcin humana del edificio, la de la lectura del libro. El ojo es solamente una parte diminuta del cuerhumano, pero es la ms sensible y quiz la ms importante. El concebir una luz natural o artificial que destruya al ojo humano o sea inapropiada para su utilizacin, es hacer arquitectura reaccionaria, incluso si por otro lado el edificio tiene un alto valor constructivo.

La luz del da a travs de las ventanas ordinarias slo cubre una parte de una sala grande e incluso si la habitacin est suficientemente iluminada, la luz ser desigual y variar sobre Jos distintos puntos del suelo; por esta razn se han usado preferentemente claraboyas en las bibliotecas, museos, etc.

Pero la claraboya que cubre el rea completa del suelo, produce una luz exagerada, si no se realizan arreglos adicionales. En el edificio biblioteca de Viipuri, se resolvi el problema con la ayuda de numerosas claraboyas cnicas, construidas de Eorma que la luz pudiera ser denomjnada luz diurna indirecta. Las claraboyas circulares son tcnicamente racionales por su sistema de vidrio monopieza.

Cada po 33 claraboya consiste en una base cnica de cemento de seis pies de dimetro, y una pieza circular de cristal grueso sin juntas, en su parte superior, sin ninguna construccin de estructuras. Este sistema resulta humanamente racional porque proporciona un tipo de luz apropiado para la lectura, armonizado y suavizado por su reflexin en las superficies cnicas de la claraboya.

En Finlandia, el mayor ngulo de incidencia de la luz del sol es casi de cincuenta y dos grados. Los conos de cemento estn diseados de forma que la luz del sol incida siempre indirectamente. Las superficies de los conos expanden luz en millones de direcciones.

Tericamente, por ejemplo, la luz alcanza a un libro abierto desde todas esas diferentes direcciones evitando de este modo la reflexin al ojo humano de las pginas blancas del libro. La r eflexin brillante de las pginas d un libro es uno de los fe nmenos ms fatigantes de la lectura. De la misma manera, ese sistema de iluminacin elimina el fenmeno de la sombra al margen de la posicin del lector.

El problema de la lec tura de un libro es algo ms que el problema del ojo; una luz apropiada a la lectura debe permitir diferentes posiciones del cuerpo humano en todas las relaciones adecuadas entre el libro y el ojo. La lectura de un libro requiere una concentracin especial tanto cultural como fsicamente; la arquitectura tiene el de34 her de eliminar cualquier elemento perturbador.

Una solucin arquitectnica debe tener siempre una motivacin humana basada en el anlisis, pero esa motivacin se ha de materializar en la construccin, la cual es probablemente el resultado de circunstancias ex traas. Pero estn muy relaciona. Sin embargo, un profesional del arte no puede opinar con la misma imparcialidad que un terico del arte, tanto en lo que respecta a la creacin artstica actual como en lo que se refiere a sus colegas.

Por este motivo no transcribir aqu ms que una serie de reflexiones, fruto de mi propio trabajo creativo. La sacrosanta relacin entre arquitectura y bellas artes ha sido siempre motivo de discusin, y siempre tambin se ha manifestado el deseo de resucitarla. Este deseo se ha manifestado las ms de las veces mediante una mayor demanda de pintura y escultura en los edificios nuevos, o mediante una colaboracin organizada de aficionados a las tres artes -arquitectura, escultura y pintura- que recuerda vagamente un cccongreso para sacerdotes y 37 mdicos.

Es curioso observar cmo este deseo proviene muy pocas veces de los verdade;ros hombres de arte. En general, lo expresan, con algunas excepciones comprensibles, aquellos que ms se interesan por el arte popular y, en el mejor de los casos, las llamadas asociaciones artsticas. No soy ni mucho menos un enemigo de la consigna: ms pintura en la arquitectiira uno de los pases por los cuales me siento ms atrado es Italia, y confieso que la destruccin de la sala de Mantegna en la Chiesa degli Eremitani fue un golpe duro para m , sin embargo, no puedo dejar de sealar que el problema es mucho ms complejo.

La cuestin de la relacin entre la arquitectura y el arte moderno concreto, planteada por el director de la revista Domus, el arquitecto Rogers, me parece que podra llegar, siguiendo esta misma lnea, a una solucin ms certera y duradera que lo que lo permitira una asimilacin cuantitativa de las distintas artes. Estos impulsos se han influenciado mutuamente, y la arquitectura, por su parte, ha dado otros im- pulsos al arte concreto, formndose as una ayuda mutua.

De hecho, as deba ser, y ya es un buen resultado. Cuando me. Cuado- diseaba la biblioteca de la ciudad de Wiipuri dispona de mucho tiempo, 38 cinco largos aos , me encontr embarcado en diseos infantiles que repre,sentaban u na montaa imaginaria, que tena distintas formas en sus vertientes, y varios soles en una superestructura celeste que iluminaban con igual intensidad los flancos de la montaa.

Los diseos en s no tenan nada que ver con la arquitectura, pero de ellos nai la combinacin de las plantas y de las secciones, cuya ntima conexin me sera muy difcil describir, y que pasaron a ser la idea principal cuando conceb la biblioteca, hoy probablemente destruida. No hablo de estas experiencias puramente personales, vividas junto a mi mesa de trabajo, con la intencin de proponer un mtodo. Creo, adems, que la mayor parte de mis colegas se reconocer en esa lucha cotidiana con los problemas de la arquitectura.

El ejemplo citado no tjene nada que ver con la calidad del resultado final. Nuestra exposicin en Londres, en de la Sra. Aino Aalto, arquitecto, y ma , organizada por la ccArchitectural Review, inclua tambin cierto nmero de experimentos concretos con tablillas de madera directamente relacionadas con los muebles creados, fruto, en parte, de una fusin de formas y de construcciones en madera sin utilidad prctica alguna, ni relacin alguna.

El crtico de arte del Times defini estos experimentos de madera non objective Art, nacidos de un proceso opuesto; se trataba, en otras palabras, de un arte concreto, pero cuy:-is ramificaciones se extendan hasta objetiv? Quizs tuviera razn, y no quiero contradecirlo hoy como no lo contradije entonces. Podra compararse la arquitectura a uu ,. Y, del mismo modo que es preciso dar tiempo para que los minsculos huevos de pez se conviertan poco a poc0 en salmones adultos, as todo lo que nace del espritu del hombre requiere tiempo para su desarrollo.

Y la arquitectura necesita an ms tiempo que cualquier otra cosa. Como ejemr plo, que no es ms que un plido reflejo de los grandes acontecimientos mundiales, puedo decirles que viv personalmente la expeencia: de cmo un juego, en apariencia vano e intil, me brind, con su forma, diez o ms aos despus, la clave de una serie de formas prctic4s desde el punto de vista arquitectnico.

Por otra parte, pueden, sin duda, citarse muchos otros casos en los que la solucin desde el punto de vista arquitectnico dio origen a formas aisladas de arte concreto, q uc aportaron al hombre importaates impulsos y motivaciones, y en el que Sll; misma realizacin ha sido muy marGada por la influencia del sentimiento. Esta es.

ARDROX 8560 PDF

AALTO, Alvar - La Humanización de la Arquitectura.pdf

.

CLEARONE XAP 800 PDF

LA HUMANIZACION DE LA ARQUITECTURA

.

LIDIA AVILA EN MAXIM PDF

LA HUMANIZACIÓN DE LA ARQUITECTURA / ALVAR AALTO

.

Related Articles